Abya-Yala

a cultura popular identitária da Nossa América

Roda

Abrindo as rotas de navegação do Astrolábio em espanhol (ou castelhano, para sermos mais precisos) a nossa querida Eunice Muruet nos envia este pequeno e belo texto de fronteira, que reflete sobre o lugar da rodas e ciclos da/na cultura da nossa América

por Eunice Muruet Luna

Da edição 20 - Podem as Práticas Artísticas Construir Territórios?

En la capoeira, en el samba brasileño, hay un concepto común: “chamar pra roda” (llamar a la rueda). En la “roda” se danza, se canta, se toca, se improvisa…pero hay que atreverse a cantar, tocar e improvisar. En la roda uno toma conciencia de que no es sino en colectivo. El ritmo que toca el pandero es la base de la guitarra o del samba bien fraseado, el canto que es colectivo. Así mismo en la capoeira, si no hay quien “jogue” conmigo entonces no puedo luchar, no puedo danzar y cada danza, cada canto, cada sonoridad será diferente en cada contexto, en cada encuentro, en cada clima creado.

3bb74779543bbd683bf697d9d7bd0f0b

En ese sentido, elconcepto de “chamar pra roda”, devolver al círculo como espacio de creación colectiva, como espacio de socialización de saberes, espacio de invención es el reto de una forma nueva-antigua de gestionarnos las vida (y el arte), de una práctica ética de enseñanza-aprendizaje donde uno nunca sabrá donde comienza y termina la germinación de deseos, de proyectos: nuestra forma de cantar.

También en nuestra cultura (compuesta de esa heterogeneidad mestiza mexicana) sabemos cantar y danzar en círculo y ancestralmente sabemos (el cuerpo lo sabe, al menos) del poder de un cuerpo colectivo pues lo mismo sucede en la dinámica del son jarocho o el son huasteco de nuestros territorios veracruzanos…o con un buen jazz latino o un son montuno. La música popular latinoamericana en general está llena de ejemplos maravillosos de “rodas”…

Ese cuerpo colectivo es una medicina, a veces amarga como planta medicinal, de esas que nos daban las abuelas, nuestras mujeres sabias. Medicina a veces demasiado ruda por los códigos pero certera contra el individualismo imperante, contra el machismo interno imperante, contra la violencia autoritaria imperante, contra el espíritu aséptico, inodoro e incoloro del mercado, contra el espíritu neoliberal con todos sus matices.

Qué reto cotidiano que es la doma del ego, la escucha de las sonoridades en diversos tonos y matices (o hasta un silbido sutil de viento), que reto cumplir con nuestro oficio de “maestros ignorantes” o simplemente ignorantes peatones, conscientes de que la ignorancia consciente es un arma poderosa de desapego y creación. La fuerza “hormiguil” de la roda, del círculo de canto e improvisación: del círculo creador. Círculo de círculos que se expanda en dosis precisas y controladas como dijera el poeta cantándole a otra rueda: la luna. Mentira. Estos círculos son incontrolables e inacabados… están vivos, son nuestra esencia humana.

G3459

Eunice é Sembradora no projeto  de permacultura “Patio vivo”, tecela do projeto “Alma tejedora: Mandalas & encuentros sonoros”; promotora cultural  no projeto Idea Morada A.C. (cidadanía e arte educacao) e cantora de música popular.  Foi pesquisadora-colaboradora do jornal comunitário O cidadao da Maré  em Rio de Janeiro  sendo responsável pela digitalizacao do jornal. Mestre em educacao pela UERJ no periodo 2012-2014. De 2015 a 2017 foi cordenadora do Sistema Estatal de Casas de cultura do Instituto Veracruzano de la Cultura  no México, seu país natal.